Puta mierda de vida!!!

No se me ocurre otra forma de contar esto … llevo desde ayer rumiándolo y por unas cosas o por otras no me he sentado a escribir hasta ahora. Ayer por la tarde me entere de que un colega mío de los de toda la vida … había muerto de un infarto. Después de flipar y de cagarme en todo, me puse a recordar algunas de las batallas (que fueron muchas y variadas).

Es una putada hacerse mayor, estas cosas no tendrían que pasar … me cago en la ostia puta. Vale que no nos veíamos demasiado, pero joder … la posibilidad siempre estaba ahí, y el desfase que supondría.

En estos casos uno siempre tiende a recordar y a pensar en las cosas que no hiciste, pero es que en este caso sí que las hicimos, desfase supremo. ¿Que podíamos haber desfasado mas? … pues probablemente si. Pero joder, que nos quiten lo bailao.

Hay muchos recuerdos, porque fueron muchos años de aventuras … pero hay una que define perfectamente «al Pantera».

Lo mismo llevábamos 5 años sin vernos, y un día … de repente coincidimos en el tren … como a un par de paradas de donde nos bajábamos. ¿Qué tal? … Me cago en la puta cuanto tiempo … puta mierda de curro que no nos deja vernos más a menudo … como te va la vida … ¿Nos tomamos una birra?.

Nos bajamos en la estación como a las 20:00 … directamente al bar de la renfe … para que esperar mas … cervezas (os puedo asegurar que muchas) hasta que nos cerraron el bar como a las 23:30 (bar de la estación) … de ahi nos cambiamos al primero que vimos abierto (justo enfrente) … mas birras hasta que nos echaron de ese (porque también cerraba …

Salir con el Pantera siempre era asi … ¿Donde vamos? … en Fuenla un miércoles a la 1:30 de la madrugada no es fácil encontrar algún sitio abierto … asi que … de camino a la gasolinera a por más priva se acordó de un garito de su barrio que «podría» estar abierto … asi que … hasta allí que nos fuimos.

Y resulto que estaba cerrado, pero había ruido dentro … asi que entramos … y la fiesta continuó, la verdad es que no conocía a nadie … pero eso es lo bueno, que daba igual, nos cocimos a copas, nos echamos unas risas, cantamos, chillamos … como si nos hubiésemos visto la semana anterior.

Como a las 8 de la mañana … nos fuimos de camino a tomarnos la última al bar de la estación … que había abierto de nuevo … y yo me subí en el tren (en el andén contrario) para irme a currar … con un pedo de esos de los que no ves ni el micrófono. Cansado, apestando a alcohol y a sudor … pero la ostia puta, que bien lo pasamos.

De esas tuvimos unas cuantas, la ostia … que tiempos.

Hará un par de años desde la última vez que nos vimos, también por casualidad … y aunque fue menos salvaje, nos echamos unas buenas ricas con un par de litros de cerveza. Nos estábamos haciendo mayores … fue el tema estrella. Manda cojones, acabo de acordarme que … de ese día salió este post (que es del 2017 así que de un par de años … los cojones, como pasa el tiempo).

Alguna vez sí que me pase por su barrio, a ver sí … de casualidad nos veíamos … pero nada … y ahora que eso no va a volver a pasar … no es que me joda … es que me cago en dios … no es que me joda … es que llevo dos días encabronado con la vida.

De verdad … que puta mierda …

Tantas historias … tantas cervezas, tantos pedos …

Tantas noches cantando esto mientras volvíamos a casa … o mientras íbamos a la gasolinera a por más.

Se te echa de menos tio … Va por ti …

papelera birras

¿Te pone de mala ostia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.