Historias de la puta mili I

No tenia en mente seguir escribiendo, pero ya que estamos … toca sesión de cuentos del abuelo cebolleta … de la mili poco tengo que contar porque no la hice (joderos, cabrones) … pero si que tengo algunas historias de mi Objeción de conciencia (porque de esa si que me comí 13 meses).

Pongamonos en situación … Año 1996 de nuestro señor (o del tuyo, tu eliges) un año de mierda (al menos para mi) … o al menos lo fue hasta Octubre, que empece a trabajar … y las cosas iban bien hasta que en a finales de octubre llego la puta carta … me habían asignado plaza en Protección Civil para hacer la Objeción de conciencia (que nunca he llegado a entender que significaba) … el caso es que me tenia que presentar un día en una cuchitril a la hora indicada).

Y la verdad es que durante los primeros meses la cosa no fue demasiado mal, hable con el «responsable» y le explique mi situación (que básicamente era, yo trabajo de 9 a 18 (en madrid)) y el me dijo que vale … que tampoco habia nada que hacer y que «básicamente» les obligaban a tener a objetores allí … min formación (informática, que se llamaba en aquella época) tampoco es que sirviera demasiado allí. Y llegamos a una especie de acuerdo … tu vente cuando salgas de currar y pasamos unas fichas al ordenador. Estas aquí hasta que cerremos (sobre las 22) y todos tan amigos.

Y así pase unos cuantos meses … llegaba cuando «podía» (que solía ser sobre las 20:00, cosa que no estaba mal teniendo en cuenta que salía de currar a las 18:00 (en Arturo Soria) y que tenia que llegar a Fuenlabrada en transporte publico (y aquí diría que, era el transporte publico de la época, pero me da que hoy en día tardaría lo mismo)).

Por razones que no vienen al caso … ese tío se fue y subió al poder el segundo de abordo … y ahí se jodio la cosa.

El tío se empeño en que tenia que cumplir mi horario (haciendo … nada) asi que me dijo que me quería allí a las 19:00 (cosa que era materialmente imposible, salvo que dejara de trabajar, cosa que no estaba dispuesta a hacer).

Por supuesto, yo le dije que si … y, aunque no lo cumplía nunca … el tío tardo un par de meses en darse cuenta (total, el tampoco iba nunca a las 19), para cuando se dio cuenta y se canso de mis «mentiras» ya habían pasado 8 meses (calendario en mano) y ahi empezó el jaleo.

Digamos (por decirlo de forma suave) que me echaron de allí (jajajaja) y que tuve que pedir una cita con una abogada del ayuntamiento (desde el día que me «echaron» hasta que pedí la cita, y hasta que me la dieron paso casi 1 mes (el calendario corría a mi favor).

El caso es que la charla con la abogada fue mas o menos como … mira tio deja de dar por saco, que ya llevas 8 meses aquí y vuelve a la puta protección civil, habla con el responsable e intenta llegar a un acuerdo con el puñetero horario.

Y … unas semanas después (9 meses ya) me volví a presentar y tuvimos una charla de lo mas amigable en la que … me dijo que podía llegar a las 20:00 … pero que tendría que ir también los sábados (error por su parte, los sábados por la mañana eran bastante jodidos en esa época).

Pero bueno, total solo me quedaban 4 meses …aquello ya estaba casi hecho.

Y así pase esos putos meses … pasando sábados por la mañana de resacas.

Por cuestiones de la vida, en Diciembre del 97 la cosa se puso aun mas jodida … y aun me quedaban 3 meses de perder el tiempo … asi que tuve que tirar de imaginación (y de cerveza) para aguantar. Y esto es algo que aun (que ya han pasado 22 años) no consigo entender.

Estuve 3 putos meses llegando (y saliendo) borracho (a veces más, a veces menos) y nadie me dijo nada … nunca (y os puedo asegurar que los jueves, viernes y sábados eran brutales).

Supongo que cuando termine fue un alivio para mi (que lo fue) y para ellos por perderme de vista.

Y de ahí viene mi odio hacia protección civil. Años después tiraron abajo el puto cuchitril ese y ahora es un parking para coches (y cada vez que paso por ahí no puedo evitar partirme de risa).

Aviso para navegantes … no es bueno tratar de obligar a la gente a hacer cosas que no quieren hacer … porque el mundo esta lleno de cabrones.

Han pasado muchos años (y muchas cosas) … pero aun recuerdo esa época como una de las peores de mi vida. Y que conste que la gente (salvo el tonto del «responsable») fue super maja conmigo (mil perdones, pero es que no estaba para fiestas en esa época).

En fin … 13 putos meses (o más bien las tardes y los sábados por la mañana) perdiendo el tiempo.

Y … para que quede claro, so mamon … me reí de ti en tu puta cara (y de la abogada del ayuntamiento).

¿Te pone de mala ostia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.