Mi profesora de quimica …

Es curioso como actua nuestra mente … cosas que han pasado hace mil años y que hacia casi quinientos sin acordarme y de repente un día vuelves a pensar en ello. Voy a tratar de poner los antecedentes.

Hará cosa de un par de meses me encontré con un amigo al que hacia años que no veía, estuvimos tomando una cerveza tranquilamente poniéndonos al día y surgió el tema. Su hijo (14-15 años) tenia problemas con un profesor de su instituto … el pobre chaval estaba amargado y eso me hizo pensar … y decirle que su primer impulso (esperarle a la salida y romperle la cara) solo le iba a traer mas problemas, que lo mejor que podía hacer es pasar del tema … aprobar esa asignatura y no volver a pensar jamas en aquello. La cosa se quedó ahi.

Esta mañana estaba dando una vuelta con el patin y por casualidades de la vida pase cerca de mi antiguo instituto y sin saber muy bien porqué me acorde de la conversación de hace un par de meses y de repente me volvió a venir a la cabeza … Adelina.

Adelina fue una profesora mia de Fisica-Quimica, daba clase en el Instituto La serna (en fuenlabrada para mas señas)… a mi me dio clase (creo recordar) 89-91 o algo por el estilo y la hija de su puñetera madre me amargó la existencia y trató de joderme la vida hasta limites insospechados.

Empezaba 3º de BUP, tampoco es que fuera el mejor estudiante de la historia (no guardo buenos recuerdos de mi etapa de estudiante, que le vamos a hacer) pero mas o menos lo iba sacando todo, algunas cosas me costaban mas que otras pero bueno … ahi estaba la cosa sobre un 6,5 de media que teniendo en cuenta el tiempo que dedicaba a estudiar (que no era mucho) tampoco me podía quejar. Algún profesor (eso para otro día) me decía que podía sacar mejores notas, que solo tenia que esforzarme un poco mas … pero la verdad es que no tenia ninguna motivación, ni dentro ni fuera de casa así que … me conformaba.

Resulta que, mi instituto estaba mas bien como a tomar por culo de mi casa y todos los días tenia que perder entre 30 y 40 minutos andando para ir y otros tantos para volver (el transporte publico en esa época en Fuenlabrada era bastante malo y aun así … tampoco creo que me hubiesen dado el dinero para el autobús, así que … tocaba andar).

El caso es que, cuando hacia buen tiempo solía ir a clase con el monopatín, tardaba la mitad del tiempo y nunca nadie me había dicho nada. Llegaba a clase, dejaba el patin apoyado en la pared al lado de mi mesa y ahi se quedaba hasta que me iba. Llevaba haciendolo meses y jamas nadie me había dicho nada.

El caso es que esta «señora» un día se dio cuenta y me pregunto que … que hacia esa cosa ahi, antes de dejarme explicarme (que tampoco había nada que explicar) me dijo que a su clase no podia traerlo y que hiciera el favor de sacarlo de allí.

Obviamente y con todos los buenos modales que pude sacar la dije que no, que el patin no molestaba y que no lo sacaba mas que nada porque no tenia donde dejarlo … así que … me echo de clase … a mi y a mi patin.

Dias después, volvió a coincidir un día de buen tiempo, de patin y de clase de química, la «señora» entro en clase, vio mi patin y me volvió a echar.

Me fui a ver al jefe de estudios y se lo conté, el tío con muy buenas palabras me dijo que efectivamente, no podía ir a clase con el patin, porque las normas de instituto lo prohibían, eso si … me dijo que podía dejar del patin en un sitio habilitado para las motos que tenían fuera del edificio (WTF?).

Ahi la cosa se empezó a poner tensa (menos mal que mi paciencia es casi infinita) … le pedí al «buen señor» que me dejara ver las normas del instituto, cosa que hizo y que … como no me dejaban entrar a clase me lei sentado en mi patin en la puerta del instituto.

Resulta que en esas normas la palabra «monopatin» no aparecía en ningún lado ni nada que se le pareciera así que … volví a ir al jefe de estudios a decirle que no tenia razón y que yo podia ir con mi monopatin bajo el brazo.

El tio se leyó las normas (debe de ser que no se las sabia) y tuvo que tragar … me dijo que podia ir a clase con el patin, siempre y cuando no se me ocurriera patinar dentro del instituto (cosa que no había hecho y tampoco se me había ocurrido).

Otro dia mas de sol, otro día mas de química y otra vez que la «Señora» me echo de su clase porque vio el patin, así que otra visita al jefe de estudios y esta vez la charla se la dieron a la «señora» … y eso fue lo peor.

A los pocos dias me cogio en privado y se puso conmigo como si le hubiese quitado una tira de cera caliente de sus partes … me llamo de todo, me dijo que le había faltado al respeto (cosa que no era cierta) y sobre todo me dijo que me fuera pensando en dejar de estudiar … que mientras ella estuviera en ese instituto no iba a aprobar JAMAS.

Yo estaba entre alucinado y asustado … por una milésima de segundo paso por mi cabeza la idea de estamparle el patin en la cabeza a la desgraciada (que ademas no media mas de metro y medio) pero la razón se impuso y simplemente me lleve la bronca y la amenaza a casa.

Cuando lo conté en casa la cosa fue a peor, porque la culpa seguía siendo mía y la única solución y apoyo de mis padres fue … deja de llevar el patin a clase y jodete.

Estuve meditandolo durante unos dias (todo lo que un chaval de 16 años puede meditar claro) y tomé una de las decisiones mas importantes de mi adolescencia … Con las normas en la mano, esa hija de su puñetera madre no he iba a decir a mi lo que podia o no podia hacer … así que … el siguiente día de sol me volví a presentar con el patin.

¿Y que paso al final? … que aprobé todo … menos la química (y otra mas, pero eso ya fue cosa mia).

Y la secuencia fue así …

3º de Bup … todo aprobado salvo la química (y las ciencias)

Al año siguiente empece COU con la química (y las ciencias) y la cosa ya iba en caída libre … así que … volví a suspender las dos (y esa vez la culpa fue solo mía, estaba tan frustrado con la vida en general que pase de todo).

Al año siguiente me matricule por libre de la química y de ciencias … ciencias aprobé y la señora de los cojones me volvió a suspender la química.

Así que otro año mas … casualmente ese año ella ya no estaba y casualmente por fin pude aprobar.

Sobre la conclusión de todo esto si que he pensado largo y tendido y si … me salí con la mía … a costa de perder 3 años que luego he echado en falta. Así que, echando la vista atrás lo mismo me habría salido mas barato agachar la cabeza y que la hija de la gran puta se hubiese salido con la suya.

Y lo que ahora seria la caña es si alguien lee esto y se acuerda de ella … era tan hija de puta con todo el mundo o solo conmigo?

¿Te pone de mala ostia?

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.