Las señoras maleducadas que protestan

Un genero que cada día esta mas de moda. Porque una cosa es exigir que se cumplan tus derechos y otras muy distinta utilizar la mala educación para intimidar a los dependientes (en este caso una pobre cajera de IKEA). El caso fue el siguiente … un día de diario en el nuevo IKEA de Alcorcón. Una caja con 4 personas haciendo cola…

3 Personas (2 mujeres y un hombre) así a ojo los 3 con mas de 50 años … pasa la primera mujer con un par de trapos (también así a ojo, menos de 5€). La cajera les cobra y después del ritual típico …

Cajera -¿Tiene la tarjeta ikea family?
Cliente -Si, la tengo pero no se donde
Cajera -¿Pues si la tiene y me la deja se la puedo pasar?
Cliente – Espera un momento que la busco (5 minutos después) … no no la encuentro.
Cajera – Bueno, pues le cobro … son x€
Cliente – Espera que te lo doy en suelto … y empieza a sacar moneditas de céntimo.
Cajera – Empieza a contar moneditas … señora le faltan 10c
Cliente – No puede ser … te habrás equivocado al contar.
Cajera – No señora aquí esta … le faltan 10c
Cliente – Uy, pues es verdad … espera que los saco
Cajera – bien, ya esta todo (le da el ticket).

A todo esto pasa la segunda señora y le da 2 toallas una de un color y otra de otro.

La cajera les pasa las toallas y debe de ser que una costaba una cosa y la otra algo diferente. La diferencia entre una y otra era de 1,5€.

Antes de que le cobre a la segunda … la primera encuentra su tarjeta del ikea e interrumpe a la cajera para que se la pase sobre un ticket que ya estaba cerrado … así que … otro par de minutos esperando (la gente de la cola ya estaba empezando a ponerse nerviosa … mas de 10 puñeteros minutos para cobrar unos trapos de cocina, y la cosa no tenia buena pinta).

El caso es que le cobran a la segunda … otra vez 5€ (mas o menos). La señora ve el ticket y se da cuenta de que cada toalla le cuesta algo distinto y protesta …

Clienta – Niña, te has equivocado al cobrar.
Cajera – Perdone, déjeme que lo mire (revisa el código) … No, el código me dice que una toalla cuesta X y la otra cuesta Y.
Clienta – (Empieza a levantar el tono). A mi no me cuentes tu vida, las dos toallas estaban en el mismo sitio y había un cartel con el precio.
Cajera – Pues no sabría decirle, el código que me sale aquí es distinto.
Clienta – (Levanta aun mas el tono de voz). Mira, a mi no me cuentes tu vida. Estoy harta de que me engañen así que llama a un encargado que voy a poner una queja (y sigue farfullando indignada).
Cajera -Llama a un encargado que viene en menos de 1 minuto.

El encargado coge el código … y llama por teléfono a alguien de la zona para que le mire el precio … y efectivamente estaba bien … una toalla costaba X y la otra costaba Y, y así se lo hace saber a la señora. Esta se indigna aun mas … se pone a pegar voces diciendo que son unos estafadores …

La gente en la caja ya se empieza a cambiar y la señora sigue dando voces sin darse cuenta del ridículo que esta haciendo.

Todos los que estábamos detrás de ella pensando … ¿Porque me toca siempre a mi la petarda de turno?. La cajera tratando de calmarla, el encargado tratando de calmarla … y así durante mas de 10 minutos … y de repente … a regañadientes saca el euro que le faltaba … paga … y se va tan tranquila.

Y nosotros allí … preguntándonos porque no se legaliza la tenencia de armas … Señora … yo le pongo el puto euro que le falta … pero haga el puto favor de largarse de aquí y dejarnos pasar a los demás …

Esta claro que para estar de cara al publico hace falta mucha paciencia … pero mucha …. mucha …

¿Te pone de mala ostia?

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.